Ingresa tu voto

Compartir

Juegos clásicos transformados en apps

Millones de usuarios eligen las aplicaciones de naipes para pasar el rato; hay distintas modalidades y muchas permiten retar a adversarios alrededor del mundo. Aquí las más populares

Poker

Complejos o simples. Gratuitos o a la venta. Desde su creación hasta la actualidad, los juegos de cartas tuvieron siempre detrás a un gran séquito. Algunos surgieron por diversión, otros fueron ideados para que los jugadores apuesten y arriesguen (y pierdan) su dinero. Más allá de su fin, todos parten de un punto en común: disfrutar del tiempo libre.

Pero esto no siempre fue bien visto. Se tiene evidencia histórica de que a fines del siglo X en China las mujeres abatían el aburrimiento con un juego de naipes. Desde ese entonces, este entretenimiento fue considerado algo negativo porque alejaba a las personas de sus obligaciones y las insertaba en un mundo de avaricia y ocio. A lo largo del tiempo, en varios lugares se prohibió jugar a las cartas, llegando al punto de penar la actividad.

Hoy, los juegos de naipes son un negocio de gran éxito debido a la variedad de versiones de barajas. Con los smartphones y el mercado de aplicaciones, los grandes juegos han sido recreados para jugar online o sin conexión, y algunos involucran dinero real.

Tanto en la Play Store como en App Store existen distintos tipos de juegos. Una de las apps más populares de la categoría es Uno, un juego desarrollado por la fábrica de juguetes Mattel hace más de dos décadas, considerado de baja complejidad y hasta a veces infantil si se lo compara, por ejemplo, con el póker. Sin embargo, el Uno es uno de los juegos de naipes más descargados en la App Store.

La complejidad de cada juego determina muchas veces cuál será su público objetivo. Mientras más difícil es el juego y requiere el uso de más estrategias o habilidades, su público tiende a ser menor pero fiel. En cambio, juegos no tan arraigados como el Uno son más que nada la clásica propuesta de naipes para pasar el tiempo y no aquel que se juega por pasión.

Por dar ejemplos, el póker tiende a ser un entretenimiento de un público selecto mientras que el Solitario o la Escoba de 15 abarcan un espectro más amplio. De todas formas, en las tiendas de aplicaciones existen juegos que su popularidad trasciende la estrategia y habilidad para el gusto de todos.

Chinchón Free (iOS y Android, gratis)

También conocida como Conga, esta versión del juego incluye los números 8 y 9 además de la opción del modo multijugador. Con una calificación global de 4,3, la aplicación se destaca de todos sus similares por su inteligencia artifical y practicidad.

Solitario (iOS y Android, gratis)

Este tradicional juego de cartas ha mejorado los gráficos con las últimas actualizaciones y cuenta con una tabla de clasificación y logros alcanzados. Otra característica de esta aplicación es poder hacer tap en la pantalla o arrastrar las tarjetas.

Truco Free (iOS y Android, gratis)

La última versión de este juego incluye un gira nacional por Argentina y, entre otras cosas, el orejeo de cartas, una versión multijugador mucho más rápida y un chat global para estar en contacto con los millones de usuarios diarios de la app.

La Española (Android, gratis)

El juego presenta varias características importantes, entre ellas, sus gráficos en HD y la posibilidad de usar tanto la baraja española como la francesa e italiana. Además, el juego incluye un tutorial para aprender de forma rápida y sencilla.

Uno & Friends (iOS y Android, gratis)

Popularmente conocida como Uno, esta app permite duelos de pareja y retos entre usuarios; también cuenta con varios torneos. Las compras dentro de la aplicación cuestan entre US$ 2,25 y US$ 45,24.

Zynga Poker (iOS y Android, gratis)

Catalogada por ESPN como “la web de póker más grande del mundo”, la aplicación de Zynga Poker le otorga al usuario un monto inicial de 60 mil en fichas para ingresar y puede llegar a participar de varios bonus diarios. El juego da la posibilidad de jugar tanto en ligas como contra amigos.

Aplicaciones relacionadas