Ingresa tu voto

Compartir

La valija profesional

Para no tener que dar vuelta a medio camino por culpa de un documento olvidado, la aplicación Packing Pro ayuda a preparar todo aquello que se va a necesitar al salir de viaje

Pixabay

Washington Post/Christina Breda

No soy el tipo de viajera que va al aeropuerto sin su pasaporte. Tampoco voy a dejar la ciudad sin la medicación para el asma de mi hijo. Pero, dado que por lo general estoy empacando para cinco, en cada viaje puede que me olvide de llevar algo. Una luz de noche para los niños, un cargador de teléfono, auriculares (¡que deben ir en el equipaje de mano, no en la maleta!). Rara vez mis olvidos causan una catástrofe, pero son una molestia que preferiría evitar.

Eso me hace una candidata perfecta para Packing Pro, una popular aplicación para iPhone que puede ayudar a las familias y a los viajeros frecuentes a evitar empacar en exceso, o prevenir deslices  como llegar a la cabaña de alquiler con el vino, pero sin abridor.

Además de ofrecer varias formas de seleccionar y colocar los elementos para empacar, una nueva característica de la aplicación (que ya tiene cinco años de vida) es que permite configurar alertas para las tareas a completar antes, durante y después del viaje: pedidos de visas, confirmaciones de vuelos de vuelta o recarga de cámara digital. Otra nueva característica es que permite adjuntar fotos, muy útil si se le está pidiendo a alguien más que empaque un objeto con el que no está familiarizado (por ejemplo, el conejo de peluche favorito de un niño).

Para mí, el verdadero poder de Packing Pro no está en estas características extra, el catálogo de 800 ítems o las fuentes y colores personalizables (¿a quién le importan?), sino en la capacidad de crear con bastante facilidad una lista de varias personas que se puede visualizar de múltiples formas.

La función de Ayuda Experta se basa en los parámetros introducidos: número de miembros de la familia, duración del viaje, clima, destino internacional o nacional, e incluso si se necesita cocinar o lavar la ropa. Los productos se vinculan automáticamente a una persona o grupo.

Eliminar de los elementos innecesarios que la aplicación sugiere, como los cinco candados que puso en mi lista, es simple, aunque potencialmente tedioso si esta varía sustancialmente de aquello que la aplicación recomienda.

Esto me lleva a la desventaja: al igual que con cualquier aplicación de empaque, Packing Pro requiere cierta inversión de tiempo, ya que o bien se crea una lista de cero o se toma una sugerida. Hay algunos problemas técnicos, pero la complejidad de la aplicación requiere un poco de ensayo y error.

Crear mi primera lista me llevó unos 40 minutos, pero al final necesitaba sólo unos pocos minutos para adaptar listas ya creadas. Las listas se comparten fácilmente por correo electrónico o a través de iCloud. Esto significa que puede enviarse entre amigos o miembros de la familia, tal vez con la sutil sugerencia de que empaquen sus propios bolsos.

Aplicaciones relacionadas